Tensergética, método de potenciación y canaliación de la energía

TENSERGÉTICA. CURSOS DE FORMACIÓN

infórmese aquí de los cursos de visión aural por Internet...

Regresar a la página Principal Regresar a la Página Principal


Siguientes Temas

Suscríbete a
Vision Aural



 

 

Siguientes Temas
Visión Aural

Siguientes Temas ...ir a Principal

©

 

VISIÓN AURAL
Siguientes Temas


TensergÉtica.

 

P :-¿Por qué Tensergética?


R :-“Tensérgico”: Es un Neologismo formado por dos raíces latinas y griegas: Del latín “tensio” =tensión, resistencia, presión aplicada sobre las formas, relación entre contenido y continente…  y del griego: “ergon” =acción, trabajo.  De este neologismo deriva Tensergética.
Intentamos con el términos destacar que los niveles de operatividad están determinados por la relación de fuerzas entre el contenido y los conteniente de una unidad tenselar, que determinan una configuración particular de la que derivará un tipo específico de acción o fuerza.... O viceversa:  Un tipo particular de acción o fuerza ejercida sobre una unidad o entidad tenselar (por el ejemplo las matrices sutiles humanas) determinará una configuración derivada de la aplicación de dicha fuerza... que cambiara la relación entre contenidos y continentes los nexos y modalidades interactivas, modificando el nivel de operatividad o funcionalidad tensérgica de la unidad.

El Método Tensérgico es un conjunto de técnicas sutiles y procederes psicotensérgicos practicados en estados de percepción acrecentada, y diseñados para promover salud física, mental y espiritual, mediante la potenciación del flujo armónico e ininterrumpido de los eventos energéticos, inducidos por la realineación de los nexos internos y externos de la persona en su relación equilibrada con su entorno, dependientes de su configuración y la activación de su nagual interior y sus lazos con el Espíritu..

Como método terapéutico, la Tensergética, es la consecuencia de la integración del conocimiento moderno sobre la ciencia de la salud, con la sabiduría y experiencia atesoradas por las disciplinas curativas tradicionales antiguas. Este Modelo de formación conduce al crecimiento personal y al ejercicio profesional de la ciencia curativa.


 P :-¿Dónde se inció el sistema?


R :-Se inicia en Cuba,  con una fuerte proyección nacional, aunque todavía no había adoptado ese nombre, atrayendo a personas de todas las profesiones, fundamentalmente dentro del campo de la medicina. Comienza a introducirse en España en 1995


P :-¿Resulta paradójico que un médico, especialista, se haya inclinado hacia ese tipo de conocimiento no convencional?


R :-Ni siquiera soy el único, ya son muchos los médicos y personal de la salud que han comprendido que pueden existir otros caminos para ejercer las ciencias curativas. En mi caso concreto la visión aural conmocionó todo mi entendimiento, fue un factor decisivo que rompió radicalmente mis limitaciones racionales de interpretar con un enfoque mecanicista los fenómenos de la salud y la enfermedad tal y como me habían enseñado en la escuela médica, pero esa enseñanza convencional fue y sigue siendo sumamente valiosa y apreciada para mí. Ya son muchos los médicos autores y creadores de nuevos sistemas y métodos de curación y sanación psicofísica, sin embargo, considero que bajo ningún concepto se puede renegar del conocimiento médico contemporáneo, porque ahora mismo, en este período histórico de la sociedad moderna, sería un error, No obstante hay que buscar la integración de todos los conocimientos existentes en todas las culturas en función de la salud individual y global y eso algún día llegará. Tenemos todo un tercer milenio para conseguirlo.


P :-¿Demasiado tiempo?


R :-Ocurrirá cuando estén creadas todas las condiciones para ello, antes no, sin embargo, podemos influir para acelerar el proceso de integración de todo el conocimiento humano acumulado sobre las ciencias curativas. Lo cierto es que, por el momento la enseñanza de la medicina contemporánea ha olvidado desarrollar en sus médicos, la capacidad original humana que convierte a cada hombre, por si mismo, en un instrumento natural de sanación, desde sus propios recursos y auxiliado por los recursos de la naturaleza.

En cambio, ha perfeccionado infinidad de medios externos para diagnósticar y curar pero no se educa o prepara al médico para ser en sí mismo el factor catalizador de las capacidades naturales de recuperación y sanación de las que dispone el enfermo. No obstante insisto en el hecho de que en ningún modo es conveniente renegar de la medicina convencional, Los avances dentro de las ciencias médicas son innegables y necesarios en este estadío histórico de la humanidad. Llegado su momento las ciencias médicas incorporarán en los programas formativos de los estudiantes de medicinas, todo un sistema avanzado de técnicas probadas para desarrollar estas capacidades a las que nos estábamos refiriendo, surgirá una nueva medicina y con ella una nueva ciencia.

Por el momento, debemos comprender que la labor de los sistemas de salud son imprescindibles ahora mismo, por su importantísima función social y porque se sustenta en un conocimiento válido sujeto a todos los cambios que necesariamente la transformarán. Es solo cuestión de esperar, pasarán muchos años para ello, somos los hombres del hoy los que tenemos que propiciar que se acelera ese proceso de trasnsformación que un día sufrirá la medicina.


P :-En Cuba comenzaste a introducir el sistema dentro del colegio médico. ¿Cómo fue acogido?


R :-Los primeros entrenamientos y cursos se realizaron todos dentro de las facultades de medicina, y en ningún momento tuve dificultades para transmitirlos. A pesar de lo incongruente que pudiera parecer impartir los primeros entrenamientos de Visión aural dentro de una facultad de medicina, reconocida por su alto rigor científico en la enseñanza, lo cierto es que hubo una aceptación formidable.

Pienso que dentro de la escuela médica cubana existe una visión mucho más amplia, respecto a otros países, cuando se trata de aceptar otros sistemas alternativos de salud si son lo suficientemente serios y rigurosos y si disponen de un modelo teórico sólido; la Tensergética reúne estos requisitos. Muchos médicos, psicólogos y paramédicos comenzaron a adiestarse en los cursos y entrenamientos y empezaron a desarrollar las habilidades requeridas. El sistema terminó atrayendo a personas de todas las profesiones y nacionalidades.


P :-¿Cuáles fueron tus primeros pasos para desarrollar la Tensergética?


R :-Se iniciaron en el 1982 cuando comencé a estudiar hipnosis clínica y constaté la aparición de ciertos fenómenos en pacientes, y así mismo, durante la aplicación experimental de hipnosis animal: Ocurrían ciertas cosas que me evidenciaban la existencia de aspectos desconocidos de la realidad.

Posteriormente, en 1991 ya tenía varios años de experiencia profesional como acupunturista y era miembro de la Comisión Nacional de Acupuntura en mi país. Fue en ese año en que recibí un entrenamiento en medicina Tradicional Asiática y Acupuntura, con el profesor Ou Yang Kung, de la R.P.China. Con él conocí los principios y técnicas de manipulación de la energía y constaté, en mi trabajo profesional, la evidencia de que comenzaba a iniciarme en otros planos donde hacer terapia acontecía bajo principios tales que rompían todos los esquemas que hasta ese momento conocía como médico convencional, incluso en mi trabajo como acupuntor.

Ou Yang nos enseño a conducir la energía conjuntamente con la sensación acupuntural a lo largo de los trayectos de canales y colaterales para obtener efectos inmediatos y estables en los pacientes más sensibles y acelerar la respuesta terapéutica.


  P :-¿Puedes explicar qué es la "sensación acupuntural"?


R :-La sensación acupuntural es aquella que el paciente experimenta localmente en un punto de acupuntura cuando insertamos una aguja en él,  pero esa sensación, en pacientes muy sensibles, también puede irradiarse a lo largo de todo el canal en el que se encuentra el punto y avanzar hasta lugares del cuerpo lejanos al punto en cuestión. Las sensaciones acupunturales que el paciente experimenta al insertarse la aguja pueden ser varias, pero en mi caso, solo trabajé con la sensación de calambre o corriente que el paciente percibe con determinada intensidad conforme a su nivel energético y sensibilidad individual.

Desde esa fecha me dedique a investigar los métodos de manipulación de las energías y de su conducción a lo largo de los canales utilizando estímulos físicos, constaté que también podía ser conducida la sensación térmica, en pacientes sensibles, a lo largo del trayecto de un canal calentando un punto específico con el puro de moxa, y transmitiendo el calor, desde ese punto hasta una zona alejada para producir un efecto terapéutico, en este caso el paciente refiere claramente el avance del calor, que a modo de una columna térmica, gruesa como un dedo, asciende por todo el canal. Me mantuve realizando un trabajo de investigación y experimentación en ese sentido hasta que en 1991 alcancé un nivel de dominio superior de la visión aural y todo el trabajo anterior lo repetí pero en un estado diferente de conciencia; entonces entré en una nueva dimensión todavía más extraordinaria, que demostraba otro tipo de interacciones, que se distinguían de las que se podían obtener con la acupuntura.

Pude continuar experimentando e investigando hasta evidenciar que la magnitud de los efectos que obtenía era directamente proporcional al nivel de conciencia, alcanzado por el terapeuta, durante el tratamiento. Siempre recordaba las palabras de Ou Yang kung cuando decía que para ser un buen acupunturista era conveniente hacer un buen Chi Kung.


Sin embargo, yo nunca había tenido la oportunidad de practicar Chi Kung y comenzaba a obtener efectos, cada vez más interesantes según modificaba mis estados mentales conforme incrementaba mi capacidad perceptual.

Para desarrollar mi trabajo de experimentación e investigación seleccioné un grupo de pacientes hipersensibles, en los cuales se podía realizar muy fácilmente las técnicas de manipulación de las energías a lo largo de los canales, pero esta vez sin el uso de las agujas y actuando en la distancia y corroborar cualquier efecto, puesto que en todo momento sentían los movimientos de energías, además de que con ellos la modificación de los síntomas es muy rápida e incluso inmediata.

Continué relacionando las técnicas de conducción de la sensación acupuntural a lo largo de los canales de acupuntura, con las técnicas de visión aural. Y esa fue una de las claves más importantes que me permitió descubrir y desarrollar gran parte del modelo teórico de lo que hoy es la Tensergética, y que hube de extender a otros sistemas terapéuticos diferentes a la Acupuntura.

Y todavía ocurrió otro salto en mi conocimiento, cuando comencé a prepararme en Técnicas de Kinesiología Holística. Descubrí que Cuando trabajaba en estados especiales de conciencia, la Kinesiología Holística ofrecía una dimensión nueva y diferente para obtener información sobre los estados del paciente y para interactuar con él.

Este fue un salto decisivo, comprendí que al desplegar visión aural y manipular las energías en estados de conciencia ampliada me permitía trabajar a otros planos más profundos y acceder a contenidos de información relacionados. Esta experiencia me abrió las puertas hacia otra dimensión de las interacciones humanas. De modo que comencé el desarrollo de los principios y leyes que constituían los pilares del modelo teórico que ahora damos a conocer. Nacía la Tensergética.


P :-¿Entonces fueron tres premisas las que te permitieron desarrollar las bases de lo que algún día sería el modelo teórico de la Tensergética.?


R :-Fueron exactamente la combinación de tres elementos los que resultaron claves para una nueva comprensión de todas los principios y leyes que se derivaron de la investigación y experimentación realizadas en aquel tiempo:

1-Las técnicas milenarias chinas de conducción de la sensación acupuntural y de manipulación de la energía,

2-El desarrollo de una capacidad humana no habitual como la visión aural, en estados de conciencia ampliada y

3-El desarrollo de un sistema de testaje sutil muscular basado en las técnicas contemporáneas de Kinesiología Holística. Una vez desarrollado el modelo teórico en esta primera fase, continuó la exploración e investigación de modo que la Tensergética abarca un amplio campo de procederes y técnicas de tratamiento sutil. La Tensergética a no es ni Acupuntura, ni Kinesiología Holística, pero le debe mucho a estas ciencias alternativas.

Pero eso solo fue solo el inicio, el Ver despertó en mi paralelamente la capacidad de manejar los sueños y potenció el nivel de influencia que podía ejercer sobre ciertos estados y procesos externos, que constituyeron las bases de lo que hoy se imparte dentro de la Maestría del ensueño. Pero esa es ya otra historia.


P :-¿Cómo está organizada la enseñanza de Tensergética en general?


R :-La educación establece un doble sistema de enseñanza paralela: la Enseñanza experiencial con la introducción de técnicas avanzadas para aprender a modificar, voluntariamente, los niveles de percepción y consciencia. En tal medida, que permitan la aprehensión y manejo de una realidad sutil y trascendente, reconocida y reflejada en los valores originales de las culturas antiguas más importantes. Y la Enseñanza intelectualizada  que estudia las bases de la teoría tensergica que posibilita la comprensión racional, científica y moderna de esa misma realidad.

Así, este modelo imbrica la visión paradigmática y milenaria de la relación entre el hombre y la naturaleza, con la visión contemporánea y científica, en función de la salud, Integrándose armónicamente los contenidos teóricos y prácticos.

Por otra parte la Enseñanza experiencial  se subdivide en dos vertientes, una exotérica y dirigida al trabajo con los cuerpos sutiles, que es el método Saurayi de terapia tensérgica y otra más esotérica dirigida al manejo de los Dobles, que se inicia con la maestría del ensueño, destinada a desarrollar la atención de ensueño y acecho en los practicantes más avanzados del método.


P :-Algunos consideran esa rama esotérica de la maestría del ensueño como una vertiente derivada del Nagualismo... algo así como Nagualismo contemporáneo. ¿Es así?


R :-Prefiero por el momento no profundizar en ese sentido. Solo destaco que el acto de ver es consecuencia del reencuentro de nuestra conciencia con aquella parte sumergida de nuestra mente que ya ve desde siempre, una potencia interior conocida como Nagual por las antiguas culturas Mexicanas. Solo podemos ver a través de los ojos de nuestro Nagual y lo que vemos es el Nagual de las cosas y se trata precisamente de esos entramados a los que aquí nombramos como sistemas sutiles. Las cosas que podemos mirar normalmente, constituyen el Tonal de la realidad y las miramos conscientemente desde nuestro propio tonal. El nagual nos permite Ver. Algo muy diferente que el mirar.


P :-Por lo que me dices hay una relación entre el ver, el soñar y el Nagual, ¿Cierto?


R :-Si, me obligas a tocar este tema.... Vemos solo cuando el Nagual despierta y se manifiesta, pero la parte que ve de nuestro Nagual es el cuerpo de ensueño, despertado el Nagual despierta el cuerpo de ensueño lo que nos capacita para ensoñar. Perfilando y consolidando el cuerpo de ensueño con el adiestramiento y el silencio interno, podemos convertirlo en lo que conoce como Doble de ensueño. Una fuerza ensoñadora y acechadora con un potencial sanador enorme. Por eso, esta vertiente de la enseñanza, nos resulta tan importante.


 P :-¿Centrémosnos entonces en la rama exotérica de la enseñanza.... ¿Por qué incluyes las bases del modelo médico tradicional chino, como parte de la formación de la Tensergética.?


R :-La Tensergética reconoce la existencia de una organización metaestructural de la realidad que interpenetra y rodea a todas las cosas, a la que denominamos campos sutiles, los cuales se organizan en diferentes sistemas.

Un subgrupo de los sistemas sutiles se clasifican en endosistemas o sistemas ingénitos y son aquellos cuya organización estructural y funcional transcurre predominantemente dentro de los cuerpos físicos, son, por tanto, intrasubstanciales o intramateriales, es decir, sus energías tienden a propagarse fundamentalmente siguiendo vías "horizontales" e intrasubstanciales, interconectando el microentorno interno de nuestros cuerpos. Por ejemplo el sistema de canales y colaterales de la acupuntura china pertenece a ese grupo.

En cambio los mesosistemas y transistemas sutiles son aquellos que trascienden a la substancia misma y su estructuración morfofuncional se manifiesta fuera del cuerpo físico, se caracterizan por la conformación fundamentalmente "radial" y por su proyección extracorpórea o extrasubstancial. Sus nexos y canales portadores de la energías tienden a propagarse interconectando el microentorno interno con el macroentorno externo, por ejemplo el sistema aural y de Chakras y los Cuerpos transconstelares viáticos. Esta organización se manifiesta en cualquier ente físico, vivo ó inanimado aunque con diferencias ostensibles entre unos y los otros.

Precisamente el modelo teórico taoísta explica a la perfección, en el ser humano, toda la fenomenología del primer tipo de sistema ingénito o los endosistemas. En ese sentido no hay mucho que agregar ellos lo han dicho prácticamente todo al respecto. Por lo tanto no se necesita crear nada nuevo en ese sentido. Ese conocimiento es ya suficiente para entender como y porque ocurren las cosas a ese nivel y, por consiguiente, es imprescindible para cualquier alumno que se inicie en la Tensergética. En cambio las manifestaciones fenomenológicas de los otros sistemas transcorporales requieren de otras interpretaciones más sutiles y relativamente diferentes.


P :-¿Pudieras conceptualizar a los Campos Sutiles?


R :-Parto del reconocimiento de que el universo manifestado es físico-Etéreo. -donde etéreo es sinónimo de sutil- Todo lo existente expresa una doble dimensión. Somos nuestro cuerpo físico y nuestro cuerpo Sutil, En los planos más concretos de la manifestación lo primario es lo Físico, en los menos densos es lo sutil. Como ves hemos subdividido, operativamente, a la realidad en dos bandos opuestos pero interdependientes, de modo que podemos contrastar toda la fenomenología del mundo físico ordinario y del mundo sutil.

Otra manera de entenderlo es la siguiente, la Tensergética asume que la realidad se organiza en tres niveles de manifestación interrelacionados: El nivel físico, el nivel parafísico y el nivel metafisico. De ellos el nivel físico es el mas denso y concreto que se manifiesta explícitamente... El Nivel Metafísico es el orden de lo implícito y menos denso, cuya fenomenología puede ser entendida en términos espirituales.  El nivel parafísico es el puente entre el orden mas denso e inferior de lo físico y el orden metafísico.

 Cuando hablamos de Campos sutiles, nos estamos refiriendo al otro lado de la realidad, al nivel parafísico de la manifestación material,  un orden sutil de la materialidad que constituye el medio en el que se producen y manifiestan ciertos fenómenos que no se someten a una interpretación física convencional y hace referencia a un nivel más profundo y menos accesible de la realidad.

Es decir, el término de Campos Sutiles nos permite referirnos a una forma diferente de organización de la materia y constituyen un sistema de influencias interactuantes que garantizan la integralidad y la configuración Físico-Etérea, preservando el equilibrio y armonía de la totalidad. Mientras que las energías o "Fuerzas" sutiles son las influencias interactuantes que interpenetran o llenan el estado de esa totalidad.
 
P :-Todo tu trabajo parte entonces del reconocimiento de la existencia de los Campos sutiles.


R :-Cualquier persona que se inicie en Tensergética, desde el primer entrenamiento, puede evidenciar por sí mismo la existencia de los Sistemas Sutiles y de una amplia gama de fenómenos asociados. La realidad de esta dimensión no se demuestra mediante un ejercicio de abstracción mental, ni leyéndolo en los libros, ni escuchándolo por boca de alguien; se trata únicamente de una experiencia directa, como mismo verme o tocarme no constituye un acto de abstracción. Si estoy frente a ti y lo constatas directamente no necesitas de ningún libro para enterarte de ello.

Si en un libro leyeras sobre mi existencia o alguien te hablara de mí, entonces te resultaría más fácil reconocerme cuando me veas, por eso la literatura sobre visión aural ayuda mucho cuando es seria, pero no sustituye a la experiencia directa. El hombre moderno necesita cada vez más de la evidencia para creer en algo.

Cuando se desarrolla visión aural ya no es necesario ningún libro para corroborarlo. Porque no se trata de una experiencia intelectual sino de una experiencia perceptual, en cambio los libros pueden ser una fuente importante de esclarecimiento porque resumen la experiencia de otros. Si más de 90 culturas antiguas reconocían la existencia de los Sistemas Sutiles y los describían tal y como lo vemos ahora, es sencillamente porque lo veían, No se trataba de un una suposición ni de una creencia con base religiosa o mágica, sino de una realidad física o "parafísica" y que puede ser corroborada.

En La antigüedad cada cultura utilizaba diferentes métodos para desarrollar visión y conforme al tipo de método utilizado se requiere más o menos tiempo para alcanzarla. Los métodos que aplicamos en Tensergética despiertan esta capacidad rápidamente y sin el uso de ritual o sustancia alguna.

En la medida en que el alumno incorpora la experiencia conforme a su necesidad o sensibilidad irá alcanzando niveles cada vez más alto de visión, porque lo que si es evidente es que mientras más te mantengas desarrollando visión sutil más profundamente te adentras en otros niveles de la realidad.


P :-En tus conferencias haces referencia a que la Tensergética es una aproximación a los estados originales que alcanzaban los primeros sanadores para lograr sus efectos de curación. ¿Significa eso que la Tensergética representa un retorno a las técnicas más originales y antiguas de sanación?


R :-La Tensergética insiste en que los estados mentales del terapeuta son decisivos y determinantes en la magnitud de los efectos que alcanza durante el acto de sanar a un ser enfermo, y en ese sentido, como método, representa un acercamiento al sanador original, y me refiero al sanador auténtico.

Esto ocurre en la medida en que el alumno se entrena a realizar cualquier proceder diagnóstico y terapéutico en estados especiales de conciencia. Y si el alumno dispone, además, de todo un arsenal teórico para actuar con conocimiento de causa, pues mejor; será todavía más eficaz.

En La inmensa mayoría de las culturas primitivas los seres humanos han buscado alcanzar estados especiales de conciencia con diferentes fines, incluyendo los fines de sanación y cura, mediante diversos sistemas que comprenden la ingestión de substancias, ó determinados rituales y prácticas.

Colocada la mente en un estado no ordinario, el antiguo sanador intensificaba sus capacidades de percepción e intuición conectándose con los contenidos de su inconsciente, que les permitía comprender el estado psicofísico del paciente así como los modos de solucionar sus problemas, y por otra parte estaba en un estado más óptimo para influir sobre el enfermo.

Cuando practicamos Tensergética y modificamos voluntariamente los estados de nuestra mente a un nivel tal que percibimos los Campos sutiles, estamos colocando a la consciencia en un nivel de procesamiento diferente del habitual, nuestro cerebro está trabajando de un modo no ordinario, como consecuencia del incremento de sus niveles energéticos y de la emergencia de esa potencia inmanente que llamamos Nagual.

En esos estados la mente se encuentra en mejores condiciones de afectar la realidad exterior. De modo que tener visión aural durante la ejecución de cualquier proceder es un indicador muy importante de que no estamos en un nivel de conciencia ordinario y que desde ese estado, todo lo que hagamos tiene una connotación diferente, en el sentido que se incrementan todos los efectos que deseamos alcanzar.


Cuando un Chaman entra en un estado alterado de conciencia lo hace persiguiendo muchas cosas pero podemos simplificar diciendo que son dos los resultados principales que consigue desde ese estado: el primero es conectarse a otros planos de la realidad a través de su propio Nagual  para acceder a determinados niveles de información y el segundo. Potenciar sus capacidades de manipular la realidad, o en otras palabras, de manipular las energías e interactuar con el entorno. En este último caso, cuando el chaman o el sanador trata a un enfermo, pretende potenciar sus capacidades para restablecer el equilibrio perdido.


P :-La Tensergética no insiste, desde un principio, en el primer resultado, es decir, en el acceso a la información. ¿Cuál es el motivo?


R :-Todos, y en todo momento, estamos accediendo a la información sutil, pero no somos conscientes de ello. Al desarrollar estados de conciencia ampliada incrementamos los niveles de nuestra mente, y tenemos la energía suficiente para comenzar a ser más consciente de otros canales de información vinculadas con otros planos de la realidad.

En este caso se necesita desarrollar un estado de sensibilidad tal que nos permita sintonizar selectivamente con ese canal de información, al que nunca habíamos tendido acceso conscientemente; conseguirlo requiere de cierto tiempo o de una capacidad natural que no todos tienen, de modo que esto se logrará, según el alumno progrese y desarrolle su sensibilidad como para que pueda alcanzar una adecuada interpretación de los contenidos inconscientes.  el perfilamiento de esos sentidos naguales requiere tiempo y maestría.


 Por tal motivo la Tensergética compensa inicialmente esta limitante natural mediante otros sistemas de orientación diagnóstica, específicamente se les entrena en métodos de diagnóstico psicoenergéticos que resultan más prácticos y accesibles.

En Cambio la capacidad de manipular las energías y de influir sobre el entorno también se exacerba cuando alcanzamos estados de conciencia ampliados e incrementamos nuestros niveles de energía y esto ocurre tengamos o no consciencia de ello cuando el nagual se activa, sea mediante el ejercicio del ver o mediante otro procedimiento, pero cualquiera que sea el caso, el desplegamiento del Nagual reacomoda los nexos que el sujeto establece entre su realidad interna y la externa e invariablemente influimos sobre el entorno de un modo más o menos controlado, y la capacidad de modular nuestra influencia sobre las cosas es más fácil de desarrollar que la capacidad de interpretar los contenidos de información a los que accedemos en ese estado.


P :-¿Pudiéramos resumir afirmando que alterar la realidad exterior es más fácil que interpretarla?


R :-Esa afirmación es relativa aunque válida. Como te explicaba, acceder a la información sutil constituye un ejercicio de máxima sensibilidad, refinamiento y de conocimiento, puesto que tenemos que estar plenamente conscientes de lo que estamos percibiendo para poder interpretarlo correctamente y llegar a comprenderlo.

Esto, como puedes imaginar resulta algo difícil para una persona no entrenada, en cambio, afectar el entorno no constituye un acto de conocimiento (en un sentido puramente cognoscitivo), sino la consecuencia del estar aquí y ahora, un efecto inmediato y permanente que se intensifica conforme aumentamos nuestros niveles de energía. Sin embargo, alcanzando estados de conciencia ampliada podemos iniciarnos en el control de la dirección en que queremos influir sobre la realidad exterior. Y este camino es más fácil para el principiante, ó si se quiere, menos complejo, puesto que solo se trata de aprender a modular voluntariamente nuestra forma de interactuar con el entorno.

Todos estamos afectando permanentemente nuestro entorno físico y sutil. Con nuestra presencia y actos influimos invariablemente sobre la realidad física y de igual modo pero con la emergencia del Nagual, con nuestro pensamiento e intencionalidad afectamos el entorno sutil como un acto volitivo.

Resumiendo... Influir sutilmente sobre la realidad exterior constituye un fenómeno predominantemente volitivo si lo comparamos con la capacidad de acceder a la información, que es un fenómeno predominantemente sensorial y cognitivo, cualitativamente diferente, que para su dominio requiere de un prolongado camino de autodisciplina, perfeccionamiento y crecimiento personal.

 


P :-¿Cómo interviene la visión aural en este proceso?


R :-La Tensergética estudia los diferentes modos en que afectamos la realidad sutil que ocurre conforme a leyes singulares y partimos del conocimiento de que percibir las energías sutiles es la premisa de su manipulación consciente.

El grado de desarrollo de los niveles de visión sutil es directamente proporcional al nivel de conciencia alcanzado: Los niveles más elevados de conciencia se relacionan con los niveles más altos de visión aural y en todos los casos, cada nivel de Visión es directamente proporcional a un grado de emergencia y activación del nagual Interno, una potencia perceptora y simultáneamente canalizadora de energías, a través del cual podemos llegar a Ver.

Nagual mediante, las capacidades para influir sobre el entorno se incrementan conforme ampliamos nuestra consciencia, porque significa que hemos incrementado nuestro nivel de energía y se han modificado los modos en que nuestro cerebro se vincula con la realidad exterior.

Por ello, es fácil determinar, de un modo indirecto pero seguro, en que medida estamos siendo más óptimo como sanador al influir más eficazmente sobre el enfermo, si para ello comprobamos el nivel de visión que hemos alcanzado en el momento de realizar una terapia, por ejemplo, imposición de manos. Así la visión aural nos sirve de "termómetro" o "Visiómetro" para conocer indirectamente nuestro nivel energético y la magnitud de los efectos que debemos esperar con el tratamiento aplicado. Mientras más elevado nuestro nivel de vision, más eficaces seremos en nuestras terapias y viceversa.


P :-¿Y en cuanto a la exploración cinestésica con las manos, no es un modo de Ver?


R :-Si, en cierto modo, la apertura de la mano Nagual te permite proezas sensoriales inimaginables en la conciencia tonal ordinaria.

Es otro modo de "ver" pero muy semejante en su base cuando desarrollamos las capacidades cinestésicas de percepción sutil, que consiste en detectar las energías y sus campos con las manos, mientras más elevado sea nuestro nivel de conciencia más finos y elevados serán las vibraciones que nos permiten inferir sobre el estado energético del paciente, y sobre las diferentes anomalías energéticas y estructurales de sus campos sutiles.

En la medida que notamos que nuestra sensibilidad cinestésica es más elevada, podemos entonces relacionar que nos encontramos en un estado más óptimo de influir también sobre el enfermo, No obstante insisto en que el desarrollo de la visión aural es todavía un salto superior.


P :-¿Significa entonces que el resto de los sistemas de imposición de mano conocidos, no son eficaces cuando no se tiene visión aural?.


R :-En lo absoluto, Todas las personas tenemos la capacidad de generar salud, es decir, equilibrio y armonía, en mayor medida si estamos sanos física y mentalmente, partiendo de la premisa que todos disponemos del recurso que le capacita para ello que es su propio nagual.  

La mayoría de los sistemas de imposición de mano que actualmente se conocen, no incluyen el desarrollo de la visión aural como premisa para el tratamiento y no por ello son menos eficaces. Solo estoy intentando decirte, que cuando se aplica ese mismo sistema, en estados de conciencia ampliada, una vez centrado el sanador y perfectamente alineado sus efectos son mucho más potentes y duraderos, y la visión aural puede ser un buen indicador de nuestro nivel de alineación y canalización de energía espiritual, pero es el nagual esa fuerza alineadora y el Ver activa al nagual hacièndole emerger y alinearnos en tanto se despliega.

Por otra parte sí puedo decirte que generalmente estos sistemas incluyen las técnicas que permiten desarrollar diferentes niveles de sensibilidad cinestésica.


P :-¿La visión aural es solo útil en el sentido de que sirve de indicador sobre los estados de conciencia durante el acto de sanar?


R :-No exactamente, pero esa es ya una buena justificación para su utilización, aunque hay más, recuerda que no me estoy refiriendo ahora a las posibilidades de orientación diagnóstica de la visión aural, pues constituye una forma especializada de acceder a la información;


P :-¿En que otro sentido puede también ser útil la visión aural?


R :-Por ejemplo, las ventajas de adquirir tales habilidades potencia las capacidades de manipulación consciente de la energía durante el acto de imposición de mano o de curación con cristales, por solo citarte dos casos donde esto es más evidente.

El hecho de ver los flujos emergentes de energía que desde nuestras manos se proyectan sobre la persona enferma, o desde un cristal, por ejemplo, un cuarzo, nos permite una mejor interacción: podemos potenciarla, modularla y dirigirla eficientemente, además, podemos percibir los cambios que ocasionan sobre los campos relacionados con las zonas enfermas del sujeto.

 La Tensergética enfatiza y refuerza permanentemente en todos los entrenamientos la capacidad de Visión Aural y de exploración cinestésica porque potencia capacidades Naguales latentes, de modo que esos dos ejercicios constituyen los pilares básicos de la enseñanza experiencial dentro del sistema, y por esa razón, cuando una persona se inicia en Tensergética, lo hace con un primer entrenamiento donde desarrolla visión aural y con un segundo donde desarrollan la capacidad de percepción sutil cinestésica.


P :-En que consiste ese primer entrenamiento para alcanzar visión aural?


 R :-Cuando hablábamos anteriormente sobre las capacidades alcanzadas en estados de conciencia ampliada, mencionábamos la de acceder a ciertos contenidos de información sutil, en este caso se trata de lo mismo. Te explicaba que la percepción de las energías y los campos sutiles constituye una experiencia cotidiana y permanente.

Puedo decirte que todos estamos continuamente "viendo" el Campo Aural de las cosas que nos rodean y de las personas con las que interactuamos, pero esa percepción ocurre de forma automática y subconsciente, sin que nos demos cuenta. En todo momento estamos recibiendo, por diferentes canales, información sutil que llega desde todos los planos de la existencia que conforman lo que malamente conocemos como realidad exterior. Esta información nos impresiona y la procesamos de modo subliminal sin que podamos percatarnos de ello.

Percibir conscientemente los campos sutiles es una forma no habitual de conocimiento perceptual humano, pero perfectamente factible. El método que utilizamos para alcanzar visión aural, consiste, precisamente, en la aplicación de técnicas para revertir y hacer consciente ese modo subconsciente de percibir los fenómenos vinculados a la realidad sutil. Los alumnos logran trascender los límites reducidos de los sentidos ordinarios.

Entrenamos a las personas para que alcancen estados de conciencia ampliada y adquieran la capacidad necesaria para que afloren sus recursos subconscientes perceptuales; de este modo desarrollan capacidades humanas no habituales que les permiten experimentar directamente y con pleno discernimiento la existencia de los cuerpos aurales y sus chakras.

Como te mencionaba; en los dos primeros entrenamientos, del primer nivel de enseñanza experiencial, los alumnos adquieran la doble capacidad de percibir visualmente y cinestésicamente (con las manos) los campos sutiles que interpenetran y rodean al cuerpo físico de las personas, objetos, plantas, cristales naturales, pirámides, etc. Se adiestran en el reconocimiento de los diferentes elementos de la anatomía aural y de toda la fenomenología asociada.


P :-¿Todas las personas pueden desarrollar la visión aural?


R :-Toda persona, física y mentalmente sana, puede desarrollar visión aural si se prepara para ello. Las técnicas utilizadas aceleran el despertar de esta capacidad, La inmensa mayoría de las personas desarrollan visión en ese primer entrenamiento.


P :-¿Se requiere de alguna capacidad especial para iniciarse en Tensergética y en Visión aural.


R :-Como te expliqué, cualquier persona interesada puede iniciarse en Tensergética. Algunos alumnos ya tienen capacidades innatas -Como mismo ocurre cuando tenemos talento musical o para las matemáticas- y alcanzan rápidamente niveles muy elevados de visión aural. Pero no se trata de ninguna capacidad sobrenatural.

Nada de lo que ocurre debe interpretarse como la manifestación de lo sobrenatural, Ningunos de los fenómenos a los que me he referido antes tienen esa connotación. Todo lo que ocurre es la consecuencia natural del despertar de ciertas capacidades humanas latentes.

La visión aural y todas las demás cualidades desarrolladas en Tensergética son, sencillamente habilidades humanas que han permanecido "dormidas" porque hemos olvidado utilizarlas. Han existido otros sistemas antiquísimos que desarrollan otras capacidades superiores y extraordinarias y que algún día tendremos que recuperar para que puedan beneficiar a todos, de todos modos, más importante que el camino de crecimiento es la intensión definitiva de transitarlo.

Además, te recuerdo que la Visión Aural, a pesar de su trascendencia, es solo uno de los objetivos que comprende la enseñanza experiencial pero no es el único.


P :-Conozco que enfatizas la importancia de la Tensergética para la mujer dedicada a las disciplinas curativas ¿á qué se debe?


R :-La Tensergética no hace distinción de sexo. Su enseñanza promueve y desarrolla la capacidad intuitiva y la sensibilidad interior, en personas emocionalmente sanas, y en consecuencia es fácilmente asimilable para la mujer, a quién se le dedica especialmente.


P :-¿El sistema ha desarrollado diferentes técnicas de alineación y autopotenciación?


R :-La enseñanza experiencial también promueve el desarrollo de las capacidades curativas y de alineación, y de las posibilidades de intercambio energético con el entorno natural, así como potencia la capacidad de canalización, emisión y modulación de la energía con fines terapéuticos, capacidades todas derivadas de la activación del nagual con la práctica del Ver.


P :-¿Qué aporta la Tensergética a la Naturopatía y a las ciencias curativas?


R :-Aporta los fundamentos teóricos necesarios para enfrentarse con conocimiento y claridad a una realidad no ordinaria, donde transcurren y se manifiestan una buena parte de la fenomenología vinculada a la sanación y a la curación de las enfermedades y que no puede ser explicada por los conocimientos físicos convencionales, y por otra parte, las características de la enseñanza promueven el desarrollo de habilidades perceptuales y psicofísicas que incrementan la efectividad de cualquier otro sistema o disciplina curativa, sin que interfiera en los requerimientos propios de cada modelo.

Decimos esto porque prepara al alumno para que alcance estados de conciencia ampliada y trascienda sus propias limitaciones físicas, emocionales y mentales durante el acto de sanar, independientemente del sistema de sanación utilizado. La Tensergética es por si misma un sistema independiente pero puede ser incorporado por personas experimentadas en otras ciencias o artes curativas


 P :-¿Puede la Tensergética entrar en contradicción con otros sistemas de curación energética?


R :-En lo absoluto, el modelo teórico de la Tensergética explica las leyes más generales que rigen la fenomenología de las interacciones sutiles, y ese conocimiento es muy importante para cualquier persona preparada en cualquier disciplina curativa independientemente de sus principios ó normas específicas.

De modo que ,es perfectamente asimilable por todos aunque estén iniciados en otros sistemas. En este caso la persona entrenada conforme a los preceptos particulares de ese sistema, no tiene que renegar de ellos y continúa ejecutando su técnica original sin distorsionarla en lo absoluto.

Siguiendo en todo momento las orientaciones propias del sistema. Solo tratamos de ofrecer la herramienta que permita al terapeuta activar su nagual, la única fuerza alineadora que le vincula al espíritu y le permite canalizar y encausar energía espiritual o universal y al transferirla al paciente igualmente activar su Nagual que es a la larga el verdadero médico interno.

Pretendemos que el Sanador cambie de estado de conciencia y se conecte con esa fuerza, para nada intentamos que cambie su procedimiento o método utilizado. Insistimos en que respete la técnica en la que se ha formado y no cambie un ápice su proceder al ejecutarla, solo que cambie él mismo, para incrementar el poder de esta técnica o procedimiento. En tanto reconocemos, que todo proceso de sanación es arte Nagual. El media en toda sanación. Desmarcarlo del proceso es una pretensión fallida.


P :-¿Y que aporta entonces la Tensergética a una persona que practica otro sistema de curación; como el " Reiki" o "Energía universal", por solo mencionar dos conocidos? ¿Qué es lo que cambia entonces si la persona continúa rigiéndose por los requerimientos propios de esos sistemas?


R :-Reitero, El sistema aplicado no cambia en lo mínimo, solo cambia aquel que lo ejecuta. Cambia la persona en si misma, y cambia para bien.

La Tensergética conlleva el rencuentro con tu propio Nagual y este transforma a esa persona en un mejor instrumento para influir sobre el enfermo potenciando todas las acciones que ejecute, cualesquiera que estas sean, aún siguiendo estrictamente los principios y requerimientos que exige el sistema que esté aplicando. Mencionabas como ejemplo al Reiki. En este caso la persona con conocimientos en Tensergética aplica las Técnicas del Reiki tal y como le enseñaron, sin cambiar nada; conforme a las orientaciones de su maestro; de modo que no existe ninguna distorsión, Solo él mismo ha cambiado, y no el sistema que aplica.

Con la Tensergética el alumno ha despertado nuevas capacidades latentes de su cerebro derecho, y su mente se encuentra en otro estado de conciencia de modo que los efectos que obtiene son evidentemente superiores, se ha entrenado en métodos de alineación y autopotenciación psicoenergética y eso necesariamente surte un efecto importante en todo lo que hace.

La Tensergética le aporta un conocimiento muy amplio sobre el arte de la curación sutil y ese conocimiento lo enriquece técnica y culturalmente.


 Dr. Cristian Salado.

Extraído del primer Nivel del curso de Visión Aural
Reservado todos los derechos, Prohibida su reproducción total o parcial.
Copyright © Cristian Salado.

 

 

TENSERGETICA

Shutterstock Images LLC ©

TENSERGÉTICA

La Tensergética intenta explicar las leyes más esenciales que determinan los modos en que un ser humano afecta a su entorno con su mera presencia en dependencia de su configuración sutil. Sus postulados se adentran en las bases de la sanación, cualesquiera que sean los procederes utilizados.

El método Tensérgico enfatiza que el desarrollo y refuerzo consciente de la Visión Aural es imprescindible para adentrarse en el estudio de los campos sutiles y el despertar de potencialidades latentes no ordinarias.

Ver la esencia sutil del universo y el hombre es atestiguar y penetrar en la naturaleza más profunda de los fenómenos y las cosas y la posibilidad de influir sobre ellos para promover o recuperar la Salud.

Shutterstock Images LLC ©

CURSOS

El objetivo principal de la enseñanza constituye, a su vez, un rasgo distintivo del sistema, entrenar al alumno, paso a paso, para que ejecute todas las acciones diagnósticas y terapéuticas en Estados de Conciencia Ampliada, de modo que la persona pueda trascender a sus propias condiciones físicas, emocionales y mentales durante la ejecución de cualquier proceder diagnóstico y terapéutico. Para ello, la formación dentro de la Tensergética establece un doble sistema de enseñanza paralela: Experiencial e Intelectualizada. Los adiestramientos se organizan en tres grupos:
1 - Los Cursos Organizados por Niveles.
2 -Los Intensivos.
3 -Los Adiestramientos de la Maestría del Ensueño y el Arte del Acecho.

 

Shutterstock Images LLC ©

La MaestrÍa del EnsueÑo

En los tres Intensivos de Ensueño se ofrecen las Técnicas de Ensueño fundamentales para iniciarse en el manejo voluntario del Doble de Ensueños, mediante procedimientos dirigidos a ese fin.

El arte del Acecho

En los dos Intensivos de Acecho se ofrecen las Técnicas de Acecho para que el practicante domine la Navegación Tenselar con abatimiento y deriva que le capacitarán para reclutar el Doble de ensueño e incrementar su eficacia transmutadora de la situación del paciente