EXPERIENCIAS DE VISIÓN AURAL

Cada nivel de visión equivale a un nivel de operatividad


Nombre: S.D.
Alumna de los cursos Online de Visión Aural.

Cristian:

Respecto al tema que
respondes a Sandra, quería comentar que la posibilidad de actuar sobre las emociones de otras personas para mí era algo relacionado con el nivel de atención y conciencia de sí mismo y del entorno, que uno puede llegar a desarrollar. 

Bueno, igual es así en última instancia, viéndolo desde la perspectiva de esa "ley de correspondencia".

A mi me sucede que puedo percibir las emociones de otro quizás antes de que ese otro tome conciencia de ellas, puedo conscientemente actuar sobre ellas y no sé cómo, pero soy consciente de ser consciente de mis actos y emociones. 

Es como analizarse o verse desde afuera y tener conciencia de que estás viéndote desde afuera.
Esto me ha sido útil generalmente en discusiones y cosas por el estilo, aunque lo estoy probando como terapia con mi madre.

Es bueno saber que al final de cuentas no soy tan rara avis...

Saludos!

S.D.

 


Respuestas del profesor

S.D.:
...Respecto al tema que respondes a Sandra, quería comentar que la posibilidad de actuar sobre las emociones de otras personas para mí era algo relacionado con el nivel de atención y conciencia de sí mismo y del entorno, que uno puede llegar a desarrollar....

CRISTIAN:  -No hay contradicción entre una cosa y la otra, todo lo contrario y está explícito en la ley.

Para modular las emociones humanas con procederes dependientes de tu potencial psicoenergético, tu nivel de consciencia y atención es determinante, porque de ellos depende la magnitud de tu influencia sutil.

No es un requisito imprescindible experimentar las emociones de alguien para poder modificarlas. No se trata de una capacidad únicamente inherente a esa condición al punto de que si no se es capaz de sentir las emociones de los pacientes no pueden ser modificadas.

Y te  hablaré de dos asuntos relacionados:

Primero:

Cada desbalance o proceso morboso que nos afecta en cualquiera de los niveles de nuestra existencia física, emocional, mental o espiritual.. es susceptible de ser  influenciado o tratado con métodos terapéuticos aplicables a los diferentes niveles en que el proceso, afección o enfermedad se está expresando.

En el caso de las emociones, que utilizamos como ejemplo, podemos abordarlas de diferentes modos, actuando sobre los niveles prioritarios donde puede expresarse el problema. Para explicarlo utilizaré ejemplos muy simplificados:

A nivel estructural:
Ejemplo: Mediante un simple masaje en la zona donde la emoción ha somatizado pudiera liberarse contenidos emocionales con mejoría para el paciente. ¿Conoces de casos que al darle un masaje en ciertas regiones corporales comienzan a llorar y luego se siente como liberados de algo y emocionalmente mejor?
También pudiéramos  incluir aquí los ejercicios físicos, que trabajando sobre el cuerpo ayudan a equilibrar la mente.

A nivel químico:
Ejemplo: Utilizando productos ansiolíticos, antidepresivos, antisicóticos, etc. (los que venden en la farmacia) para modificar los procesos o estados psíquicos del paciente

A nivel Psíquico:
Ej.: Con una buena psicoterapia, técnicas de relajación, Hipnosis, Meditación, etc.

A nivel Energético:
Ej.: Con el uso de la Acupuntura y técnicas afines. Pranayama, técnicas de alineación psico-físicas, etc.

A nivel Sutil de los sistemas "densos":
Ej.: El uso de la Medicina vibracional la morfoterapia, cromoterapia, sonoterapia, homeopatía, esencias florales Cristaloterapia etc.

A nivel Sutil de los sistemas "finos":
Ej.: Técnicas de imposición de mano y todos los sistemas de terapias psicoenergéticas conocidas,
Terapias de ensueño. ( los procederes para los sistemas densos pueden también influir en cierta medida en los sistemas sutiles finos o más elevados.)

Nota:  Esta distinciones no son absolutas.

Es a este último caso al que hacemos referencia en nuestros escritos. Es en este orden donde son aplicables las leyes a las que nos referiremos.

En este ámbito de influencia sutil elevado, el instrumento de sanación es el propio sanador y sus pautas. Los recursos externos son secundarios y sirven como soporte o refuerzo de nuestra influencia. La llave que abre las puertas de nuestra influencia es dependiente de nuestros niveles de conciencia, atención y energía. Nuestra mente es la que maneja esas llaves.

Segundo:

Para dar un sedante al paciente no necesitamos cambiar nada en nosotros, ni siquiera es importante el nombre del paciente, ni mirarle a su cara. La tableta es la que actuará en si misma a nivel químico.

Pero si nos atenemos a este último ámbito de influencia sutil elevado, entonces es necesario establecer una situación terapéutica óptima como partida de nuestra acción y para conseguirlo, como dicen los taoístas, hay que "entrar" en el "Shen" o "espíritu" de nuestro paciente y para ello tenemos que estar absolutamente presentes ante él: Tenemos que establecer un contacto visual y emocional completo. En esos momentos, No puede existir otra cosas que no sea el paciente y su mundo. Ninguna parte nuestra puede estar atenta a otra cosa que no sean sus necesidades y su mensajes. Su presencia no solo tiene que ser asumida como un hecho en si mismo (tengo un paciente delante de mí y voy a atenderlo), sino que tiene que ser experimentada. No es tener la certeza racional del hecho, es una aprehensión y además tenemos que estar absolutamente disponibles para él, durante todo el tiempo que dure la consulta, nuestros sentidos y percepciones enfocado sobre sus mensajes y dejarnos llevar, fluir con él, entrar en su mundo.

Y aunque parezca paradójico, una vez que el paciente se retire, debemos desconectarnos absolutamente de su presencia. Es el único modo de estar completamente disponible para el próximo paciente.

Si nuestro sistema de terapia, tiene que ver con procederes psicoenergéticos, como métodos de imposición de mano y técnicas afines. Entonces, además de captar el Shen del paciente, tenemos que incrementar nuestro nivel de atención y consciencia al máximo y una vez centrados y alineados, nuestra propia presencia ya es terapéutica y los procederes aplicados actuarán con un grado de eficacia elevadísimo.

Nuestra presencia es terapéutica, porque el paciente adquiere la configuración sutil del terapeuta aunque no tenga consciente de ello. El paciente alcanza el mismo nivel de alineación inducido por el terapeuta y todo su sistema biopsíquico funcionalmente actúa como si el medio, donde transcurren los procesos relacionados con su recuperación hubiera cambiado su operatividad: sus capacidades de adaptarse, regularizarse y autoequilibrarse se han potenciado.

Y si hay que administrar algún medicamento, ocurre exactamente igual: Lo que no conocen la mayoría de los terapeutas es que incluso la tableta administrada, desde esta perspectiva (A veces no podemos retirar un medicamento a un paciente) ejerce un efecto mucho más poderosa aunque su acción sea predominantemente bio-química. Porque. Ese nivel de acción inducido por nuestro nivel de conciencia ha modificado el aspecto Biológico de la función química y las respuestas del paciente ante su acción no será la misma que en su estado ordinario de desalineación.

 

S.D.:  ...Bueno, igual es así en última instancia, viéndolo desde la perspectiva de esa "ley de correspondencia"...

CRISTIAN:  -Si, mientras mas elevado tu nivel de consciencia mas fuerte eres como inductor y modulador de pautas.
 
No importa que no lleguemos a experimentar las emociones del paciente. Si estamos lo suficientemente centrados seremos más eficaces en la medida de nuestro nivel de consciencia.

Pero, aquellas personas que tienen la capacidad de "sentir la emoción del paciente", debido a su sensibilidad natural, o debido al nivel de atención alcanzado y en consecuencia de su nivel de penetrar o captar el Shen del paciente. Siempre serán más fuerte como moduladores emocionales. Conseguirán efectos muchos más rápidos y potentes en ese sentido, Porque su nivel de consciencia y percepción le permite, (por razones de sensibilidad natural o técnicas) acceder al espectro donde puede moverse en las dos direcciones "Hacia sí" (Soy capaz de sentir en mí, tu tristeza) Pasando por el centro "En si" (Esta tristeza que siento no es mía, no tengo motivos para experimentarla, por lo que es muy fácil revertirla en alegría) y comandando el "desde si" (Donde ambos somos lo mismo y tu tristeza es mía, mi alegría es tuya. Al experimentar alegría, impongo la pauta y modulo tu emoción).

No todas las personas son capaces de sentir las emocionas ajenas. Y la mayoría de esas pocas personas sensibles, mal utiliza su potencial por desconocimiento y te lo explicaré rápidamente:

Para sentir en si mismo, un estado ajeno (hablamos de emociones por poner solo un ejemplo) se necesita un nivel particular de atención y sensibilidad y una configuración equivalente a la configuración Nagual.

La inmensa mayoría de los terapeutas que algún día, por las razones que sean, estando frente al paciente llegan a experimentar la emoción que le embarga ( experimentar no significa reconocer que el paciente está triste. Significa sentir en si mismo su tristeza)  se inunda de compasión por el paciente, se solidariza con su tristeza y asume la actitud de "pasarle el brazo por el hombro", " de querer abrazarlo"... algo así como "vamos a tomarnos unas copas y echar unas lagrimitas juntos". La formación religiosa puede llevarnos a malinterpretar el modo en que debemos ayudar al prójimo. Ninguna ayuda es potencialmente útil desde la debilidad, sino desde la fuerza.

Esta actitud es absolutamente fallida. El terapeuta ha salido del Nagual y a entrado en el Tonal (que es la configuración opuesta al Nagual e inoperante). En otras palabras: Ha salido del águila y entrado en la gallina. Cuando debe ser todo lo contrario. La actitud a esperar tiene que ser de fuerza no de debilidad: "tomar firmemente de la mano al paciente" y sacarlo del tonal y traerlo al Nagual, Sacándolo de la Gallina y traerlo al Águila.

Cuando el terapeuta se solidariza con la emoción del paciente, termina desalineado rápidamente y pierde su operatividad y potencial psicoenergético. Establecer una relación de empatía sutil con el paciente, no significa quedar atrapado y dejarse arrastrar. Buscar este nivel de empatía es un proceder controlado  y voluntario para alcanzar el nivel de operatividad óptimo, como modulador e inductor de pautas positivas..

Y esto se consigue internamente, estando alerta para que cuando experimente la tristeza del paciente. transmutarla "dentro de si mismo" en Alegría, convertirse en alegría e imponer la pauta "alegría" al paciente y su entorno.

No todos podrán experimentar las pautas de los pacientes. Pero hay que empezar por algo y lo primero es incrementar nuestro nivel de atención consciencia y percepción, Hacer acto de presencia ante el paciente  para intentar captar su "Shen"

Las técnicas de Visión Aural, tienen como propósito básico, facilitar este proceso. Sandra un poco hablaba de ello en su mensaje. Son un recurso operativo formidable de transformación que nos permite  reconfigurarnos al cambiar voluntariamente nuestro nivel de percepción y ser sutilmente operativos.




S.D.:  ..
A mi me sucede que puedo percibir las emociones de otro quizás antes de que ese otro tome conciencia de ellas, puedo conscientemente actuar sobre ellas y no sé cómo, pero soy consciente de ser consciente de mis actos y emociones. 

Es como analizarse o verse desde afuera y tener conciencia de que estás viéndote desde afuera.
Esto me ha sido útil generalmente en discusiones y cosas por el estilo, aunque lo estoy probando como terapia con mi madre.


CRISTIAN:  -No lo dudo. Tu estas viendo el ANTAKARANA, como expusiste en uno de tus
mensajes y VER esta configuración, da la medida de tu propia configuración y de tu potencialidad operativa "Hacia si" y "Desde si" que como ya he explicado es dependiente del nivel de tu configuración sutil.

En otras palabras: El Antakarana pertenece a la dimensión supra-aural de la realidad sutil. Percibirlo solo es posible si tu configuración sutil alcanzada es tal, que tu propio antakarana es fácilmente perceptible para alguien que tiene ese nivel de visión porque esta muy bien estructurado a consecuencia del alto nivel de percepción alcanzado por ti y significa además que has alcanzado, sin saberlo, operatividad a nivel supra-aural.

No sé a quien le estabas viendo el ANTAKARANA, ¿A un familiar?

Para que nunca lo olvides: 

Ver a un nivel de la existencia sutil, te hace operativa a ese nivel.

Ser operativo a un nivel sutil nada tiene que ver con ser operativo en la realidad ordinaria, Cada nivel de la existencia expresa leyes propias y el nivel de operatividad depende del reclutamiento de esas leyes (que antes no estaban a tu alcance) según accedes a ellas.... y se acceden a ellas cambiando tu nivel de atención para poder percibir a ese nivel de la realidad.

Barbara. Ann Bremnan decía acertadamente que Percibir los cuerpos sutiles es la premisa de su manipulación consciente


Recuerda: "Percibir un nivel de la realidad  te hace operativo a ese nivel".

Saludos

Cristian

 


 

CopyRhigt © Cristian Salado.
Reservados todos los derechos.
La información contenida en este curso, así como las imágenes que se muestren,  no pueden transferirse, ni reproducirse total ni parcialmente, en cualquier forma que sea, electrónica o mecánicamente, con fines ajenos a la formación personal del alumno, ni fuera del contexto de este curso, sin la autorización expresa del profesor.

Kit de Láminas

Dibujo realizado por Ana Rico, Coordinadora y Graduada del Método Saurayi de Terapia Tensérgica.

Adquiera el juego de 28 láminas de los Cuerpos y Dobles Sutiles.

Esta Web está diseñada para ser vista con Internet Explorer.
Vea esta página con
Internet Explorer

 Haciendo clic,
en el botón F11

InicioCurso_onlineFaqsExperiencias——Ir arriba