EXPERIENCIAS DE VISIÓN AURAL

Águilas que viven como gallinas


Nombre: Anónimo.
Miembro del Foro..

Hola. si bien no soy miembro del curso, he llegado a usted a través de Sonia Díaz, quien me recomendó la pagina.

Charlando con ella el otro día, decidí hacer la experiencia de tratar de ver mi auras en el espejo.

Estuve tratando como 15 minutos, pero no pude hacerlo.
Me llamaron por un problema, salí, y luego cuando volví a casa, sin pensarlo, me dirigí al espejo y lo conseguí.

Mi sorpresa fue al ver una nube de color rojo brillante oscuro, carmesí, empezaba a unos 6 cm. de distancia de mi cabeza, y tenia unos 15 cm. de alto. Sobre mis hombros y lateral de mi cabeza, había como un manto o una capa de unos 8 o 10 cm. de espesor, de color azul muy intenso en el comienzo, y atenuándose hasta un agua marina al final.

Voltee, para ver si era efecto de alguna luz que incidía en mi, y cuando volví a ver, ya no había nada.

Ahora bien, me encontraba haciendo el dibujo para enviarlo con mi experiencia, y estaba mi hija de 5 años al lado, y me pregunto quien era, si era ella, mi abuelo o yo, ya que los tres tenemos esa corona, y que por eso ella me dice rey a mí.


Bueno, agradezco la información, y desde luego, autorizo a la modificación parcial para la edición o conveniencia de editarlo.

 


Respuestas del Profesor:

Participante: ...."Estuve tratando como 15 minutos, pero no pude hacerlo.
Me llamaron por un problema, salí, y luego cuando volví a casa, sin pensarlo, me dirigí al espejo y lo conseguí.
"...

CRISTIAN: -Significa que, durante esos quince minutos previos te esforzaste demasiado y por desconocimiento no aplicaste las premisas del ver que explicamos en los cursos y Sonia conoce. Pero al retornar estabas distraída y ya no te preocupaba tanto el asunto. Entonces empezaste a ver.

Mientras menos te importe lo que haces, mientras más distante y calmado estés, más posibilidades tienes de conseguirlo.

Participante: ...."Mi sorpresa fue al ver una nube de color rojo brillante oscuro, carmesí, empezaba a unos 6 cm. de distancia de mi cabeza, y tenia unos 15 cm. de alto. "...
   
CRISTIAN: -Se trata de la conjunción amorfo reticular del séptimo chakra del cuarto cuerpo Astral. Puedes verla igualmente representada en el dibujo de la izquierda.

Puedes estudiar los tipos de conjunciones chakras aquí

 
 

Participante: ...."Sobre mis hombros y lateral de mi cabeza, había como un manto o una capa de unos 8 o 10 cm. de espesor, de color azul muy intenso en el comienzo, de color azul muy intenso en el comienzo, y atenuándose hasta un agua marina al final."...

CRISTIAN: -Se trata del segundo cuerpo aural o Cuerpo Emocional, su extensión es hasta los 8 o 12 cms, y es como una capa nubosa que puede percibirse con diferentes colores.
 
La intensidad del color que describes es posiblemente ilusoria, pues normalmente estos colores son de tonos suaves y pasteles.

El comienzo azul intenso que describes es sin dudas ilusorio, pero no resta valor a tu experiencia. Cuando me comentas que el color se va atenuando hasta un "agua marina final" estás haciendo una descripción más acertada, por la tenuidad y transparencia del color.
 
No siempre es azul, porque en ese cuerpo se pueden percibir más colores,  y no siempre se dan las condiciones de ver los colores.

 

Participante: ...."Voltee, para ver si era efecto de alguna luz que incidía en mi, y cuando volví a ver, ya no había nada."...

CRISTIAN: -Cuando comenzaste a pensar en la experiencia, a analizar lo que veías y a querer controlarla, perdiste la posibilidad de seguir viendo.

Eso pasa al inicio. Primero debes darte un tiempo hasta que madure la experiencia perceptual y consigas sostener lo visto sin dificultad. Pero hasta ese momento debes permanecer en silencio y sin pensar, distanciado y vacío de cualquier contenido mental. Solo cuando lo visto sea evidente y se sostenga, lo cual ocurre pasado cierto tiempo viendo, puedes pensar y analizar lo que estás viendo sin que desaparezca. Antes de ese punto, cualquier actividad mental o emocional anula transitoriamente la posibilidad de continuar. Si vuelves a vaciarte de pensamientos e intensiones y lo intentas lo conseguirás de nuevo. Pero si no te distancias y dejas a un lado a tu mente racional no lo consigues. Es así de sencillo.

Puedes crear tan fácilmente las condiciones para ver como interrumpirlas. Es decir. Tan fácilmente como pierdes la posibilidad de Ver al pensar o intentar controlar, puedes recuperarlas con solo distanciarte.

 

Participante: ...."Ahora bien, me encontraba haciendo el dibujo para enviarlo con mi experiencia, y estaba mi hija de 5 años al lado, y me pregunto quien era, si era ella, mi abuelo o yo, ya que los tres tenemos esa corona, y que por eso ella me dice rey a mí."...

CRISTIAN: -Muchos niños ven espontáneamente, por lo que no debes extrañarte, paulatinamente van desplazando su atención al mundo concreto de las cosas que consideramos que constituyen lo único real. Quedan condicionados culturalmente para registrar y discernir el aspecto de la realidad más ostensible e ignoran concientemente el lado más sutil e intangible de las cosas. Lo cual no significa que continúen recibiendo y procesando información procedente de esos entornos. Es una necesidad que olvidemos esos contenidos y repleguemos nuestra percepción cuando somos niños. Es un mecanismo de defensa que disparamos en esa época de la vida.

Pero te aseguro que tu hija veía otro elemento más. Cuando dibujaste esas nubes sobre la cabeza, ella pensó que se trataba de lo que ya ella veía y posiblemente también las vé, pero por su descripción no es exactamente lo que dibujaste, Te habló de que veía una "corona" lo que significa que estaba viendo el tercer cuerpo aural o cuerpo mental, que se percibe de esa forma, como una corona radiante.

Sus conjunciones chakras sobre la cabeza son más  estructuradas.

Observa el dibujo, del cuerpo mental, que te muestro a la derecha y entenderás que es lo que tu hija Vé sobre la cabeza de ustedes tres. Por supuesto que el dibujo no muestra todos los elementos distinguibles de ese cuerpo. Pero es suficiente para poder darte una idea de lo ven sus ojitos.

Comprenderás que su visión del mundo es maravillosa, sin embargo no es recomendable reforzar esas experiencias en el niño pequeño. Se le escucha con naturalidad y se intenta no estimularle a continuar viendo, para que paulatinamente reintegre su percepción a la del resto de las personas. De ese modo su infancia transcurrirá como el resto de los demás niños y no se sentirá diferente, ni se tornará hipersensible.

El mundo es maravilloso, pero los hombres lo hemos convertido en un entorno predatorial. Un niño hipersensible en esas condiciones puede inadaptarse y sufrir más. Cuando sea mayor se le podrá guiar y reencontrará ese potencial. Pero lamentablemente, estoy en la obligación de insistir en no reforzar estas experiencias en los niños, lo cual es una lástima, pero me siento responsable y así se los digo a mis alumnos.

Aún no estamos listos como especie para educar a nuestros hijos a vivir el encanto y la magia de la vida en todo su esplendor, porque la vida está también llena de horrores, en estos tiempos en que el hombre no ha conseguido expresar su lado verdaderamente humano. Es una cuestión histórica que se resolverá llegado su momento pero aún falta mucho para que ese momento llegue.

Debemos proteger a nuestros hijos evitando que se tornen hipersensibles y puedan sentir lo que las personas llevan en su interior. Por suerte  ellos solos acomodan sus percepciones y se cierran al mundo. Así sobrevivimos como especie en estos tiempos. Esto no significa que hemos perdido nuestro potencial, por eso algunos adultos lo despiertan espontáneamente y constituye un conocimiento transferible. Porque en el fondo de todos nosotros, hay un ser sensible que percibe otros entornos de la realidad, más sutiles, pero pletóricos de contenidos y acontecimientos.

En cada niño que crece y se desarrolla se repite la historia del hombre, y en esas edades tempranas perdemos la "gracia original". Así excluimos una gran parte de la realidad, borrándola de nuestros sentidos. En consecuencia, nos quedamos fuera de lo esencial. Nos replegamos y convertimos en otra cosa. El conocimiento sobre nosotros mismos y la realidad queda restringido durante es proceso, que nos sitúa muy por debajo de nuestra naturaleza básica, perdiendo la posibilidad de expresarla en toda su plenitud.

Como especie no estamos destinados a mantener eternamente ese nivel de castración espiritual. Es solo la consecuencia de una maniobra instintiva de supervivencia personal que afecta prácticamente a la totalidad de los hombres y constituye la razón principal por la que miles de millones de adultos de esta tierra no Ven, y no lo consideran posible, con independencia de su preparación y creencia.

Insisto en que es solo una lapso histórico del desarrollo de nuestra especie, una necesidad dialéctica, pero no una condición eterna. Por el momento, siendo águilas, estamos condicionados a vivir como gallos y gallinas...

Te felicito por tu experiencia.

Saludos

Cristian.


 

CopyRhigt © Cristian Salado.
Reservados todos los derechos.
La información contenida en este curso, así como las imágenes que se muestren,  no pueden transferirse, ni reproducirse total ni parcialmente, en cualquier forma que sea, electrónica o mecánicamente, con fines ajenos a la formación personal del alumno, ni fuera del contexto de este curso, sin la autorización expresa del profesor.

Kit de Láminas

Dibujo realizado por Ana Rico, Coordinadora y Graduada del Método Saurayi de Terapia Tensérgica.

Adquiera el juego de 28 láminas de los Cuerpos y Dobles Sutiles.

Esta Web está diseñada para ser vista con Internet Explorer.
Vea esta página con
Internet Explorer

 Haciendo clic,
en el botón F11

InicioCurso_onlineFaqsExperiencias——Ir arriba