EXPERIENCIAS DE VISIÓN AURAL

Universo Físico Etéreo.
La arquitectura oculta de la realidad


Nombre:  Cristian Salado.
Profesor el Curso de
Visión Aural de Tensergética

"UNIVERSO FÍSICO ETÉREO" 
 
 
La arquitectura oculta de la realidad   

La Tensergética es un sistema revolucionario de diagnóstico y tratamiento que ha logrado integrar el conocimiento moderno sobre las ciencias de la salud, con la sabiduría y experiencia atesoradas por las disciplinas curativas antiguas.

La estructura de su enseñanza establece un nuevo paradigma formativo y ha llegado a convertirse en uno de los modelos de más éxito dentro de los sistemas de terapia Psicotensérgica. Se distingue particularmente por ofrecer todo un sistema interpretativo sobre la fenomenología sutil, que constituye una revolución dentro de los modelos conceptuales tradicionales.

Por Cristian Salado

LA BÚSQUEDA DE LO INTANGIBLE

Cuando en tiempos pretéritos se intentó hallar la "substancia primigenia", que servía de base a todas las cosas percibidas en el mundo físico y terrenal, terminaron reconociendo la existencia de "substancias" intangibles e incorpóreas de las cuales se componía lo celestial; se basaban en la premisa de que los procesos que se operan en la realidad tienen dos aspectos: uno oculto de nosotros, profundo e interior, y otro accesible a nuestras percepciones comunes.

El desarrollo de cualidades perceptuales no habituales permitió al hombre antiguo comprobar sus sospechas: -bajo las cosas que conocemos con la ayuda de nuestros sentidos, existen otras manifestaciones que expresan las concatenaciones internas del mundo objetivo.

Para ellos, el mundo ordinario muestra solo lo que está sobre la superficie de la realidad, es el mundo de los fenómenos externos, la forma de manifestarse algo más esencial, que refleja los aspectos más internos y fundamentales de las cosas. Intuyeron la presencia de Energías y Campos Sutiles paralelamente a la existencia del mundo material.

CAMPOS PRIMARIOS

Cuando intentamos explicar cómo es estructuralmente la realidad sutil, es decir, cómo es el tejido o la urdimbre sobre la que descansa toda su fenomenología, utilizamos el término "Campos sutiles", y lo hacemos reconociendo que la palabra Campo es solo una expresión inexacta: Cuando intentamos comprender y describir  la idea de lo Sutil, nos acercamos a los límites del conocimiento actual y esto se debe a que el concepto de Campo, tal y como lo conocen los físicos, refleja un marco sumamente limitado de aplicación, que solo hace referencia a una sola dimensión de la realidad, ó a una sola de sus caras.

La Física contemporánea comienza a reconocer que las dos formas de existencia de la materia -substancia y campo- son solo una abstracción; considera que las partículas elementales que la integran, están formadas por aquellas regiones del espacio donde el campo es extremadamente intenso. Según Einstein no hay lugar para las dos cosas, el campo y la substancia, porque el campo físico es la realidad única. La distinción entre partículas y campo, o substancia y campo es ilusoria y representa una simple aproximación a la realidad.

Así, la física moderna reconoce la existencia de un Campo único y primario de donde se origina toda la materia existente. A nivel subatómico, nada es "sólido" el concepto de substancia pierde sentido, todas las partículas elementales que componen la materia constituyen un estado más denso y singular de la manifestación de ese campo original.

Sin embargo, la Tensergética  asume, en su modelo, que la realidad se expresa como Unidad Físico-Etérea (UFE), lo que significa que todo lo existente en este universo se manifiesta como dualidad opuesta e interdependiente de DOS CAMPOS PRIMARIOS: el Campo Físico y el Campo Sutil. Ambos son interdependientes, de obligada correspondencia e indisolubles.

El Campo Físico, -como ya se explicó-  se organiza en lo que llamamos substancia y Campo, constituyendo la estructura física de las cosas, expresando sus peculiaridades específicas, sus tipos de fuerzas e interacciones reconocidas.

El Campo Sutil, con sus peculiaridades y propiedades inherentes,   constituye la meta-estructura física: es decir, la Sutil

La arquitectura básica del universo reconocido está constituida por una dualidad armónica e indisoluble de dos Campos originales y primarios, de los cuales derivan todas las cosas conocidas.

El Universo manifestado,  tal y como lo conocemos es el resultado final de la interacción   sinérgica de las propiedades y leyes intrínsecas a estos dos campos primarios, opuestos pero complementarios.


UNIDAD FÍSICO ETÉREA

Basándose en la existencia de los Campos Primarios, la Tensergética  clasifica a todos los fenómenos del mundo material en dos categorías opuestas pero complementarias que son lo "Sutil" (ó "Etéreo") y lo Físico.

Cuando se menciona el término "Físico" para hacer referencia a un fenómeno o cosa, se hace alusión al mundo correspondiente al objeto de estudio de la física convencional, es decir, la substancia, sus campos y sus formas de existencia espacio-temporal.

Por el contrario, cuando utilizamos el término "Etéreo" ó "Sutil" estamos aludiendo, a la "contraparte material", a una "dimensión" paralela que compone toda una realidad cualitativamente diferente y extraordinaria que no constituye, por el momento, el objeto de estudio de la Física. Esta realidad, que pertenece al mundo de las Energías y los Campos Sutiles, no se somete a una interpretación física convencional y hace referencia a un nivel más profundo y menos accesible de la existencia.

Podemos decir que lo "Sutil" y lo "Físico" coexisten en una entidad singular e indestructible: La Unidad Físico Etérea y esta propiedad es una ley universal de todos los fenómenos del mundo manifestado.

Debemos aclarar, antes de continuar, que el concepto de "éter" es totalmente superfluo para la física moderna que lo relaciona con el medio material hipotético que llena el espacio. Esta substancia homogénea, mecánica y elástica tenía supuestamente la propiedad de transmitir las ondas electromagnéticas.

la Tensergética  no hace referencia al "éter" físico desechado por la teoría de la relatividad. Cuando hablamos del componente etéreo de la Unidad físico-etérea estamos asumiendo operativamente un término que, en este caso, se vincula a los fenómenos sutiles.

El aspecto etéreo también ha servido para designar el otro lado, metafísico, de la realidad, o para nombrar ciertos planos de organización sutil que también incluyen al plano a "astral", "mental" y "Causal" y en este caso tiene otra connotación.

Para la Tensergética , lo etéreo no tiene un sentido Físico ni esotérico, no es más que un concepto operativo, que utilizamos para designar la contraparte física, caracterizada por su imponderabilidad o insubstancialidad, y únicamente en este sentido de lo intangible es semejante al hipotético fluido físico denominado "éter".

Aclarado el concepto de Eter , podemos afirmar que el Universo es Físico-Etéreo y cada uno de estos dos aspectos dentro de un fenómeno o cosa se rigen por leyes propias e interrelacionadas.

Cuando la ciencia ortodoxa absolutiza y reconoce la existencia del mundo físico, como única realidad patente, lo hace ignorando a su contraparte etérea; y lo contrario ocurre cuando la ciencia heterodoxa enfatiza el protagonismo de la realidad sutil.

Cada uno de estos dos modelos interpretativos de la realidad se están refiriendo a una sola de sus dos caras, a un solo aspecto con abstracción del otro. Ambas tendencias filosóficas solo consiguen Ver lo que quieren o lo que pueden, y ninguna se permite reconocer lo que existe de verdadero en la otra. Sin embargo, la Tensergética  no ve a la conciencia al margen de la naturaleza, ni al mundo físico desligado de lo sutil.

La realidad es físico-etérea y por ello es imposible modificar un proceso físico sin influir sobre la contraparte sutil asociada, pero tampoco se puede actuar sobre lo sutil sin que repercuta inexorablemente sobre su contraparte física. La concatenación inherente a ambos determina que la mutación de uno de los aspectos influya invariablemente en el otro.

LA DOBLE TRAMA DE LA EXISTENCIA

Toda la Naturaleza está constituida estructuralmente por un doble tejido: Físico y Sutil; y cada hebra de su entramado la conforma un doble hilo, no importa la complejidad de su diseño ni sus pliegues dimensionales. Los hilos físicos existen como elementos aparentemente autónomos e independientes, son los responsables de la materialidad de las cosas, y se relacionan en la medida en que entretejen y bosquejan toda la trama, dándole cuerpo y textura.

Si realizamos un pequeño ejercicio de abstracción mental, e imaginamos a un universo físico bidimensional, como una sábana extendida, Entonces los hilos sutiles trascienden al plano del tejido físico para interconectarlo todo, Entran y saltan fuera de la tela física bidimensional expandiéndose tridimensionalmente, intervinculando a cada hilo físico uno con el otro, y a todo el tejido en cuestión, con todos los tejidos posibles de la totalidad de la existencia.

Cuando los alumnos de Biopsónica, se entrenan para alcanzar visión aural, pueden observar como, más allá de sus cuerpos físicos, se extienden sus campos sutiles, estos campos a los que comúnmente, denominamos Aura, se organizan en diferentes cuerpos, y en todos los casos su configuración se expande externamente. En la medida en que amplían su capacidad de visión pueden constatar como los cuerpos aurales, más exteriores a nuestro ser físico, se disuelven o funden con los campos o energías sutiles del entorno, formando parte de un entramado que lo intervincula todo.

A ese nivel de nuestra existencia no existimos aisladamente: Formamos parte de algo más universal y difícil de definir. Lo más paradójico e interesante es que Nosotros existimos también a ese nivel,  nosotros " somos eso", estamos construidos también de esa"materia" sutil; no somos solo un cuerpo físico. Y lo que es más importante: La vida no solo se expresa únicamente en nuestro organismo biológico. Somos vida también en nuestros cuerpos sutiles. En ese ámbito estamos vivos, sentimos y pensamos.

Lamentablemente nuestra conciencia ordinaria está rígidamente  focalizada sobre nuestros cuerpos físicos y sus límites.  "Lo que soy, está dentro de mi" y la lógica es aplastante ¿Con que argumentos rebatirlo? si todos sabemos que es realmente cierto, pero sólo desde ese punto de vista.

Físicamente hablando tengo razón si digo que "lo que soy, está dentro de mí". Desde esa óptica, la percepción de lo que somos nos esquematiza dentro del estrecho marco  de lo que creemos ser. Pero somos realidad Física Etérea.

Bajo un enfoque tan limitado lo normal es que  resulte "evidente" y habitual   considera a nuestro cuerpo   como el único vehículo mediante el cual nos movemos y estamos en el mundo. Al no tener conciencia de nuestro cuerpo sutil, es natural que consideremos absurdo entender que también constituye un vehículo para existir.

Por más que no queramos entenderlo, la totalidad de nuestro cuerpo, como realidad física, ordinaria y concreta, solo es una región muy densa de nuestra existencia material.

Cuando cambiamos el "sistema de enfoque"  ocurre un cambio de perspectiva inevitable. Se hace evidente que si marcamos los límites y extensiones de nuestra anatomía, apreciaremos que el espacio que ocupan nuestros cuerpos sutiles es mucho más extenso e ilimitado.

Esas estructuras que algunos llaman cuerpos aurales forman parte de nuestra anatomía sutil. En ese territorio también estamos vivos, seguimos siendo nosotros, pero existimos de un modo muy diferente: intervinculados a todos los seres vivos que nos rodean y a todos los elementos de la naturaleza, formando parte constitutiva de la realidad.

Lo "Sutil", expresado mediante un Campo peculiar no tiene fronteras definidas como los objetos materiales, y sus interrelaciones abarcan múltiples planos expandidos, aparentemente ilimitados.

Los Campos Sutiles existen interconectados: Las fronteras sutiles de los cuerpos físicos son inabarcables, rebasan los límites de sus volúmenes y formas conocidas y a través de ellos, lo que somos, se interconecta al todo.



¿QUÉ ES LO PRIMARIO, LO FÍSICO O LO SUTIL?

Lo sutil no constituye una propagación ó dispersión de la sustancia, ni tampoco un epifenómeno físico. Reconocerlo significa atribuir la primacía al mundo físico, considerar su pertenencia a una categoría o jerarquía superior. Ambos aspectos existen de por sí en la misma cosa; ninguno supera al otro, ambos son la manifestación de la realidad de nuestra existencia: Somos nuestro cuerpo Físico y nuestro cuerpo Sutil.

En los planos más concretos de nuestro ser lo primario es lo físico, en los menos densos es lo sutil. Transitar por la vida es expresar la dualidad única y armónicamente equilibrada de nuestra existencia como manifestación Físico-Etérea.

La Existencia del Universo Físico-Etéreo determina que cualquier movimiento operado en la naturaleza, la sociedad y el psiquismo humano tiene su expresión Sutil. Todos los cambios, los tránsitos de un estado a otro, la aparición y desaparición de las cosas se reflejan a través de su contraparte Sutil. La categoría Sutil trasciende los esquemas limitados de nuestros conceptos referentes a la naturaleza enfocados sobre las cosas concretas.

En resumen: la Tensergética , con la teoría de la Unidad Físico-Etérea, rechaza la distinción y disociación entre la realidad física y la sutil. Esta Unidad es la forma primaria y fundamental de existencia de la materia en movimiento, engloba a todos los objetos, procesos y fenómenos del mundo objetivo y subjetivo, a todos los niveles de existencia, a escala macrocósmica o microcósmica, y sirve de vínculo entre ellos.

La estructura del mundo ordinario, en los planos de la manifestación física, constituye el universo material que malamente conocemos a través de nuestros sentidos. La metaestructura sutil lo acompaña eternamente. Aquí ó en cualquier dimensión posible de la realidad física y en cualquiera de sus formas de organización y movimiento, el Universo "material" seguirá siendo Físico-etéreo.

Podemos resumir afirmando que: La Unidad Físico-Etérea determina que la organización estructural de todo ente vivo descansa en la doble existencia de su cuerpo físico y su cuerpo sutil (o "Campo" sutil).

PLANOS DE LA MANIFESTACIÓN

No importa como creamos que sea el mundo exterior, existe una dimensión de la existencia que no se corresponde con la realidad, tal y como la percibimos. El universo manifestado es tridimensional a pesar de su carácter Físico-Etéreo. Con esta afirmación estamos asumiendo que todos aquellos fenómenos sutiles, percibidos en los cursos de BioPSónica, y que acompañan a las estructuras físicas. como por ejemplo los sistemas aurales y los Chakras, se manifiestan en los planos tridimensionales de la existencia.

Sin embargo no nos contradecimos si reconociéramos que la Configuración sutil en los planos de la manifestación adquiere un carácter "multidimensional". Por ejemplo, cuando observamos los cuerpos aurales de una personas vemos que estos se organizan en diferentes niveles de concreción ó lo que es lo mismo: en planos vibracionales diferentes, los cuerpos más densos y de vibraciones más bajas constituyen los cuerpos o planos inferiores y los cuerpos aurales de vibraciones más finas y elevadas, son los superiores; estos se extienden más lejos de nuestro cuerpos físico.

Lo más extraordinario es que todos esos cuerpos, a pesar de las diferencias estructurales y concrecionales de su organización  vibracional in crescendo, coexisten en el mismo espacio dentro y fuera de nosotros, interpenetrando todos nuestros órganos internos.

MULTIDIMENSIONALIDAD SUTIL

Cuando reconocemos la existencia de planos vibracionales múltiples lo relacionamos con un ordenamiento "multidimensional" y este pensamiento puede parecer trivial, pero solo en apariencias. Esta tesis es válida cuando nos referimos a la coexistencia simultánea, en un mismo espacio, de múltiples planos de "energías y campos", cualitativamente diferentes. 

Pero resulta significativo el hecho de que se trata de otro modo de existencia  de la materia y cada uno de éstos planos o niveles se rigen por leyes propias, porque en  cada plano de vibración cambia la configuración del tejido que compone a la realidad y su geometría, a ese nivel.

Esta es la razón principal por la que la MULTIDIMENSIONALIDAD sutil no se refiere únicamente a la existencia de una infinidad de planos vibracionales relativamente autónomos y coexistentes: Los planos sutiles constituyen no solo un lugar, relacionado con la geometría inherente al plano; sino también un estado, y solo en este caso puede corresponderse con un nivel o rango vibracional. El detalle más relevante de este razonamiento es que en esos planos no solo estamos, sino que también participamos de la totalidad de la existencia.

Por último, la Tensergética  considera que toda la realidad Físico-Etérea del mundo conocido es una proyección o desplegamiento de una totalidad u orden superior que se estructura en otra dimensión desconocida e insondable para nuestra mente. Si retomáramos el ejemplo del universo bidimensional, a modo de sábana extendida, podríamos considerar que somos como un observador bidimensional, que habita en ese hipotético universo, y que intenta comprender el origen tridimensional de las cosas de su mundo.

SOMOS EL UNIVERSO

La naturaleza que nos rodea es sorprendente por la infinita plasticidad y diversidad de sus formas y fenómenos. La dualidad Físico-Etérea constituye su base y su contenido, su esencia y su causa.

La ley más importante y más general de la existencia del mundo como Unidad Físico Etérea es la interrelación e interdependencia de todos los objetos y fenómenos de la realidad, condicionando su existencia misma y sus peculiaridades específicas. Por eso, la conexión universal de todas las cosas del mundo expresa manifestaciones infinitamente diversas.

La Unidad Físico-Etérea refleja la tendencia y probabilidad de interconexión de los eventos, como P... tas vibracionales de energía que interrelacionan los sucesos universales a todos los niveles de organización de la materia.

Todos los elementos de la naturaleza existen interrelacionados a nivel sutil. El aislamiento, la aparente discontinuidad y fragmentación del mundo físico son relativas e ilusorias.

Por naturaleza somos seres ilimitados. Cada partícula nuestra es, en su esencia, universal. Nuestra identidad se expande sin perder su originalidad. Somos en uno mismo y en todo cuanto existe, y en ninguna forma lugar o tiempo somos aisladamente. Existimos interconectados porque no vivimos sobre la naturaleza, somos la naturaleza.

Cristian Salado



 

CopyRhigt © Cristian Salado.
Reservados todos los derechos.
La información contenida en este curso, así como las imágenes que se muestren,  no pueden transferirse, ni reproducirse total ni parcialmente, en cualquier forma que sea, electrónica o mecánicamente, con fines ajenos a la formación personal del alumno, ni fuera del contexto de este curso, sin la autorización expresa del profesor.

Kit de Láminas

Dibujo realizado por Ana Rico, Coordinadora y Graduada del Método Saurayi de Terapia Tensérgica.

Adquiera el juego de 28 láminas de los Cuerpos y Dobles Sutiles.

Esta Web está diseñada para ser vista con Internet Explorer.
Vea esta página con
Internet Explorer

 Haciendo clic,
en el botón F11

InicioCurso_onlineFaqsExperiencias——Ir arriba